Campaña Listas de Espera

Campaña Listas de Espera
Pincha para acceder a toda la INFO

martes, 26 de abril de 2016

Jornadas : la mercantilización de la salud


Viernes, 6 de mayo, 19h. Centro Civico Delicias, Avenida Navarra, 54
  • Inglaterra: El desastre de la privatización del NHS (Sistema Nacional de Salud) - Nicolás Blondel Carpintero. Miembro de los "Doctor Juniors Strike" y del colectivo "NHS Uncuts" de Londres.
  • Experiencia de Lucha contra las Unidades de Gestión Clínica en Urgencias- Trabajador Sanitario. Plataforma Ciudadana Miranda en Pie, Miranda de Ebro ( Burgos).


Jornadas: La mercantilización de la Salud.

Viernes, 6 de mayo, Centro Civico Delicias, Zaragoza

Inglaterra: El desastre de la privatización del NHS (Sistema Salud Británico)

La sucesión de reformas neoliberales llevadas a cabo desde los años 90, tanto por el gobierno laborista como por el gobierno conservador (con la alianza del Partido Liberal Demócrata), han supuesto el desmantelamiento de lo que en su día fue considerado el mejor sistema de salud del mundo, el Sistema de Salud Británico (NHS). Bajo el discurso de “la libre elección y la competencia y la eficiencia del sistema”, el proceso de privatización se presentó como una solución para el fomento de la competitividad, la reducción del gasto y de la listas de espera. ¿A alguien le suena? Así, de un sistema que garantizaba la universalidad de los servicios sanitarios públicos (es decir a todos los ciudadanos, sin pago en el momento de ser utilizado y financiado con fondos públicos) ha derivado en uno que divide y separa a la población, en cuanto a su atención, por su nivel de renta y clase social, anteponiendo el interés corporativo y la rentabilidad económica por encima del interés de los pacientes.
Este proceso se intensifica a partir de la última reforma de 2012, la Ley de Sanidad y Cuidado Social. Los sucesivos escándalos, denunciados a partir de la implantación de los nuevas fórmulas de gestión, sobre el aumento de los niveles de mortalidad (un polémico estudio de 6 hospitales, denunciaba 4.200 muertes innecesarias en un periodo de cuatro años) y el gasto público derivado a manos privadas (el déficit económico se calcula entre 20.000 o 30.000 millones de libras para el año 2020) han puesto en entredicho las supuestas intenciones de las continuas reformas, provocando masivas movilizaciones de usuarios y profesionales. Una de esas últimas movilizaciones ha sido la huelga impulsada por los junior doctors (médicos que todavía no se han especializado), los cuales denuncian el aumento de las muerte innecesarias, provocadas por la precarización de las condiciones laborales y de los centros sanitarios.
Las iniciativas privatizadoras ensayadas en Reino Unido (proliferación de las fórmulas de asociación público-privada, como los hospitales PFI, la gestión de recursos y provisión de servicios por empresas privadas, los grupos de gestión clínica, el aumento de los seguros privados, los recortes en recursos y personal sanitario...) se extienden ahora en el estado español, todas ellas con la misma lógica: desregular el sistema sanitario público, separar financiación y provisión, introducir modelos de mercado y abrir un espacio progresivamente mayor a la provisión privada.

Experiencias de lucha contra las Unidades de Gestión Clínica en urgencias

Ya es manifiesta la intención del Gobierno de Aragón de implantar Unidades de Gestión Clínica, dando continuidad, de esta forma, al nuevo modelo de privatización sanitaria, conocido como UGC, que ya inicio el PP, en la anterior legislatura y que aprobó el gobierno central el pasado 30 de julio de 2015. Este mecanismo introduce la lógica del beneficio empresarial dentro de los centros sanitarios. Para ello, se fragmentan los centros sanitarios (atención primaria y atención especializada) dividiéndose en múltiples unidades de gestión clínica que trabajarán con un presupuesto asignado y en base a unos objetivo de ahorro. Al igual que en bancos y empresas, aquellos profesionales que alcancen objetivos (como reducir el número de pacientes derivados a especialidades) podrán ser recompensados económicamente.
Uno de los múltiples territorios donde ya se han implantado esta nueva fórmula de privatización encubierta, es Castilla y León. En esta ponencia conoceremos de primera mano la lucha llevada a cabo por los trabajadorxs sanitarios y vecinas/os de Miranda de Ebro (Burgos), los cuales consiguieron paralizar la imposición de las UGC en el servicio de urgencias.  

La La crisis se salda con la eliminación de 6.000 camas en hospitales públicos


El informe de Indicadores Sanitarios 2002-2013, publicado el pasado viernes por el Ministerio de Sanidad, evidencia algunas de las graves consecuencias de la crisis económica para el Sistema Nacional de Salud. La más evidente es la caída del número de camas operativas en centros hospitalarios públicos: sólo desde 2010, cuando la estadística establece una ruptura de serie con el periodo anterior, y hasta 2013, últimos datos disponibles, el sistema público de salud pierde 5.942 camas funcionantes. Supone una caída de más del 5% del total de camas activas en los hospitales de todo el país.

La eliminación de plazas en los centros privados es más suave: en 2010 había 29.781 camas en hospitales privados, que al cierre de 2013 se quedan en 28.669. Se traduce en una caída del 3,5% de plazas en el ámbito hospitalario privado, según los últimos datos aportados por Sanidad.

Con la perspectiva de los doce años analizados en el informe, el Ministerio admite que “el número total de camas hospitalarias instaladas en España ha ido descendiendo de manera que, aun habiéndose producido algún incremento puntual derivado de la puesta en funcionamiento de nuevos hospitales, el número total de camas ha disminuido en 4.255 desde 2002 hasta 2013”. Pero esa cifra se refiere a las camas instaladas: “Dicha disminución es aún mayor en el número de camas que finalmente son puestas en funcionamiento para la atención en hospitalización, ya que dicho número ha sufrido una disminución de un 5% en ese período”, expone el Ministerio.

En 2013 había 4.500 camas operativas más que en 2002, para un incremento poblacional de 5,2 millones de personas (la población ha experimentado una tasa de crecimiento del 12, 7% en los doce años). No obstante, no es posible analizar de forma lineal los datos de toda la década por el cambio en la medición: a partir de 2010, la estadística incluye a los hospitales de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social (MATEPSS) como pertenecientes al SNS, “dada su financiación con cargo a la Seguridad Social”, explica Sanidad.

También han pasado al cómputo público algunos centros que con anterioridad a 2009 se consideraban como privados y que tienen financiación mayoritariamente pública (en más del 80% de su actividad).

La única explicación que aporta el Ministerio es que la cantidad de camas en funcionamiento en las áreas quirúrgicas “va asociada a un aumento en el número de procesos quirúrgicos que no requieren hospitalización”. Explica que en 2002, de cada 100 intervenciones, el 28% se realizaban sin ingreso del paciente; en el año 2013 esta proporción ha aumentado al 44%. No obstante, el crecimiento demográfico dejaría sin explicación una caída tan significativa, cuando el país tiene cinco millones de habitantes más.

La estadística desagrega sistemáticamente los datos en dos grandes categorías de agrupación de hospitales, en función de para quién prestan servicios: por una parte, el Sistema Nacional de Salud (SNS) que engloba los hospitales de dependencia pública, la red de hospitales de utilización pública en Cataluña y los hospitales con concierto sustitutorio y, por otra, los hospitales del sector privado.

Los hospitales públicos generalistas han pasado de 299 en el año 2002 a 315 en el año 2013. Para esta misma finalidad, en el sector privado el número de hospitales ha pasado de 260 para el año 2002 a 241 en 2013. Los hospitales con concierto sustitutorio, que son de dependencia privada pero encuadrados dentro de la red del SNS por criterios de financiación, han pasado de 2 hospitales en 2002 a 14 en 2013.

Recortes en personal

Los medios no son el único foto de la disminución de partidas sanitarias como consecuencia de las políticas de austeridad de los últimos años. Como vienen reclamando los colectivos de trabajadores sanitarios, la caída del personal es la otra gran cara del recorte: en 2010 había 471.661 trabajadores entre personal vinculado y colaboradores en centros y hospitales públicos. Al cierre de 2013 el global de trabajadores sanitarios cae a 452.275, dejando por el camino la eliminación de 19.386 puestos de trabajo en el ámbito sanitario a nivel nacional. Se trata de una pérdida de alrededor del 4% de la plantilla pública para Sanidad.

Por el contrario, el personal sanitario en centros privados ha obtenido un significativo repunte en los años más duros de la crisis económica: en 2010 había 81.107 profesionales en el ámbito privado, y al cierre de 2013 el colectivo ascendía a 85.392 personas. Se trata de un aumento del 5% de la plantilla de los centros privados.

Huesca: Concentración 5 de mayo


Contra la Represión Sindical


miércoles, 13 de abril de 2016

[CNT-SALUD] Concentración frente a la sede del psoe contra la represión sindical

El miércoles día 13 de abril a las 19 horas nos concentraremos a las puertas de la sede del partido socialista (partido que está al frente del ejecutivo aragonés)  situada en la Avda. Conde Aranda 138 de Zaragoza para expresar nuestro rechazo hacia la represión sindical que ejercen contra nuestros compañeros del SALUD.

Los expedientes que se comunicaron a finales del año pasado tenían la intención inicial de despedir a nuestros compañeros, tras una campaña de lucha de la sección sindical y de la CNT quedaron rebajados los expedientes uno a 10 días de empleo y sueldo y el otro fue provisionalmente archivado.
Poco después nos encontramos con la comunicación de que el expediente que pretendía ser archivado se convierte en un expediente sancionador de 5 días de empleo y sueldo, mientras el de otro continua con la sanción de 10 días.
Por estos motivos la CNT y la Sección Sindical de CNT en el SALUD vamos a seguir luchando por la eliminación de ambos expedientes, ya que pensamos que son meras herramientas sin fundamento que sólo buscan la represión de dos compañeros por realizar su actividad sindical.